SYMPHONY OF THE SEAS

El crucero más grande del mundo tendrá bar con robots y una pared de Lego que va desde el piso hasta el cielo.

La compañía de cruceros Royal Caribbean International ha presentado las últimas novedades de lo que será el buque más grande del mundo, asombrando a quienes viajan en crucero -y, al parecer, para dejar obsoletas las excursiones en tierra- ofrecerá camareros robot, un tobogán acuático de 10 pisos de altura, una suite familiar duplex con su propia sala de cine, una pared de Lego que va desde el de piso hasta el cielo y, como si no fuera suficiente, un campo de combate láser luminiscente.

Se lanzará al agua en abril del 2018, tendrá cinco veces el tamaño del Titanic en volumen, contará con 2.774 camarotes en 16 cubiertas y novedades tecnológicas como robots y un campo de combate láser luminiscente.

“Nos propusimos crear un nuevo nivel de aventuras de vacaciones y entregar la mejor escapada para familias de todas las formas y tamaños”, dijo en un comunicado Michael Bayley, presidente y máximo ejecutivo de Royal Caribbean International.

Las compañías de cruceros están tratando de deslumbrar a los nuevos huéspedes. Además de hacer que, quienes ya han viajado en cruceros, usen con mayor frecuencia la billetera.
Algunas de las características más fastuosas del nuevo barco apuntan a sus pasajeros más pequeños. La Ultimate Family Suite de 125 metros cuadrados. Tiene un tobogán que va desde la habitación de los niños a la sala, una pared dedicada a jugar Lego, un balcón circular con una mesa de billar, una bañera con hidromasaje de gran tamaño y una sala de televisión tipo teatro con máquinas de palomitas de maíz y múltiples sistemas de juegos.

El Bionic Bar es la zona de este crucero que estará atendido por cocteleras robots. Fabricados por la firma italiana Makr Shakr, los cocteleros mecánicos pueden mezclar, agitar, colar y servir cócteles hechos a partir de cualquier combinación de 30 licores y 21 bebidas. (Los robots trabajan en parejas y en otros barcos tienen nombres como “Mix” y “Mingle” y “Shaken” y “Stirred”).

El barco contará con entretenimiento en vivo, reponiendo su versión en alta mar del musical Hairspray y de Flight, idea original de Royal Caribbean sobre la historia de los viajes aéreos Incluso hay un espectáculo de patinaje sobre hielo de alta tecnología. También contará con más de 20 restaurantes, club de la comedia, toboganes acuáticos, simuladores de surf, tirolesa, mini-golf y más.

Symphony pasará el verano atravesando el Mediterráneo; en noviembre se trasladará a Miami, su base para viajes de una semana por el Caribe oriental y occidental.

Los pasajeros de cruceros deberían encontrar una experiencia de embarque más expedita: Royal Caribbean les permitirá registrarse y cargar un selfie en la nueva aplicación móvil de la marca. Luego, ir directamente a sus cabinas después de que pasen por seguridad.

¡A esperar para la gran aventura!